DEUDORES ADUCEN SER VÍCTIMAS DE DISCRIMINACIÓN CREDITICIA POR EXCLUIR A QUIENES TENÍAN AFECTACIONES PREVIO A LA PANDEMIA SIN CRITERIOS TÉCNICOS Y HACEN LLAMADO POR INCLUSIÓN

Ante la llegada de la COVID-19, la producción económica del país y el Planeta completo se ha visto gravemente afectada. La reducción en la movilidad de las personas, así como la paralización casi que total de algunas industrias, han generado que los datos en el consumo hayan variado considerablemente. Lastimosamente, en la mayoría de sectores productivos el consumo ha disminuido.

El descalabro económico se denota directamente en los índices bursátiles como en el desempleo aumentado y generalizado, afectando directamente el consumo y producción de riqueza en la sociedad.

A. ÍNDICES BÚRSATILES

El FTSE de Londres cayó un 14,3% en 2020, su peor desempeño desde 2008.

En respuesta, los bancos centrales de muchos países, incluido Reino Unido, han recortado las tasas de interés. Eso debería, en teoría, abaratar los préstamos y fomentar el gasto para impulsar la economía.

B. DESEMPLEO

Costa Rica inició este año 2021 con una tasa de desempleo de 21,3%, lo que significa que 516 mil personas se encuentran buscando trabajo en el país. Ante la disminución del ingreso bruto de muchas empresas, aunado al gasto fijo ordinario que se ha mantenido, las finanzas se han visto muy debilitadas, mayormente en su flujo de caja para poder operar. Ante toda esta situación, ha habido una serie de movimientos para dar sostenibilidad y evitar un descalabro mayor. Dentro de las soluciones momentáneas, algunos países como Estados Unidos, Alemania y la Unión Europea han implementado una baja en los intereses para los créditos nuevos y/o readecuaciones. Además, han expedido una serie de bonos no reembolsables como el ´´Bono Proteger´´ en Costa Rica, tal es el caso también de los cheques mensuales como subsidio en Norteamérica. Con todas estas acciones que inyectan capital, lo que se busca es proteger el tejido comercial de las sociedades, pero también muy relacionado con un tema de humanidad debido a la imposibilidad de muchos de sufragar sus gastos mínimos para subsistir.

La sociedad y todo lo que a esta la compone, tiene la particularidad de encontrarse entrelazada; cualquier cambio drástico en su equilibrio genera cambios en los modelos de consumo. En la situación que nos atañe, la pandemia vino a desequilibrar las estadísticas porque algunos negocios tuvieron repunte en sus ganancias y en cambio otros un menoscabo económico profundo. Este cambio en el comportamiento de los clientes ha impulsado significativamente el comercio en línea, con un ingreso global de US$3,9 billones en 2020.

Es de mucha importancia indicar que la inyección de capital para inversión en las empresas se volvió INDISPENSABLE para afrontar la presente crisis. Tan extenso es el alcance de esta necesidad de recursos frescos para operar que, los mismos Estados han acudido a organizaciones internacionales a gestionar créditos expeditos.

Ahora bien, bajo lo mencionado supra, tenemos una forma uniforme de pensamiento que nos lleva a un mismo destino, LA NECESIDAD DEL CRÉDITO PARA INVERSIÓN Y COMO CAPITAL DE TRABAJO PARA UN CORRECTO FUNCIONAMIENTO DE LAS ECONOMIAS.

Si nos basamos en lo dicho, estos eventos fortuitos afectan tanto la economía de las personas como de los Estados. Por ende, aunque algunas industrias o tipos de negocios se ven beneficiados con estos desequilibrios, su flujo de caja se ve CLARAMENTE AFECTADO, por lo que la necesidad de capital de trabajo se vuelve indispensable. Las estadísticas nos arrojan datos como que el sector de exportación de bienes y servicios costarricense ha crecido en comparación con el ultimo año en nuestro país, pero muchas empresas exportadoras NO HAN PODIDO APROVECHAR ESTE MOMENTUM debido a que antes de la pandemia venían con números rojos y son discriminados frente al acceso al crédito.

Entonces, llegamos preguntas muy acertadas:

 ¿Qué pasa con las industrias que se vieron inicialmente afectadas como todas, pero hoy en día los números estadísticos indican que su nicho se encuentra en un repunte positivo?

NO ESTAN SIENDO FINANCIADAS, SINO SIENDO DISCRIMINADAS POR EL SISTEMA FINANCIERO COSTARRICENSE.

¿Qué es discriminación y por qué?

Vamos a utilizar la literalidad de la Real Academia Española (RAE), donde nos indica que es dar un trato desigual a una persona o colectividad por motivos raciales, religiosos, políticos, de sexo, de edad, de condición física o mental, etc.

¿Entonces, están siendo un número empresas y emprendimientos discriminados por razones POLÍTICAS y no técnicas?

Consideramos que SÍ, porque están negando el acceso al crédito basándose en criterios POLÍTICOS y no técnicos. La directriz de que a las PERSONAS AFECTADAS PREVIAMENTE POR LA PANDEMIA NO SE LES OTORGARÁN CRÉDITOS, NO ES UN CRITERIO TÉCNICO, SINO POLÍTICO ya que están dejando por fuera valorar los modelos de negocios que se han visto beneficiados por la Pandemia, pero necesitan capital para retomar la producción para crear riqueza. Estamos dejando por fuera a muchos sectores como lo son el Agro, el tecnológico, el de servicios, turismo ecológico y otros.

Por lo anteriormente expuesto, es un deber de esta Defensoría de Apoyo al Deudor (DEFADE), alzar la voz por muchos deudores y consumidores crediticios que necesitan tener un acceso INCLUSIVO y no DISCRIMINATORIO al crédito del Sistema Financiero Nacional costarricense. Lo anterior, en pro de una pronta reactivación económica, así como velar por el cumplimiento del mandato constitucional del articulo 50 de nuestro Carta Magna. “El Estado procurará el mayor bienestar a todos los habitantes del país, organizando y estimulando la producción y el más adecuado reparto de la riqueza…¨

ISAAC G. MARTINEZ M.

Asesor Legal.

es_CRSpanish
Agregar al carrito de compras